9 may. 2014

#TraspasoCR: Fotos e historia de una transgresión

Varias veces me he peleado conmigo mismo por el tema de las coincidencias. Que si existen, que si no. Si no existen, entonces porqué me pasan éstas cosas; que si sí, ¿vienen de Dios o de Algo?. No sé. Pero una de esas me llevó a presenciar un traspaso de poderes histórico.


Todo empezó cuando Adri le ofreció a Luis Guillermo tomarse unas birras y él aceptó. Las birras no llegaron y durante la confusa época de la segunda ronda -Johhny se retira, no se retira, Pattoni hace gira- el asunto no cambió. La solución, para no dejarnos vestidos y alborotados, fue que asistiéramos al traspaso de poderes. El premio de consolación más extraño (¡y emocionante!) que me hayan ofrecido en la vida.

Ninguno de los que aparece mencionado en el tuit tuvo chance de asisitir, por eso en un inicio dudé en ir yo. Pero ¿cómo rechaza uno una invitación así? Pedí prestada una cámara digital, coordiné la recepción de la acreditación y me fui. Y me fui.



Cuando iba de camino me dio miedo todo el asunto de estar en el sector de "periodismo ciudadano". Si los periodistas empíricos ya de por sí se sabe que no tienen estándares muy altos, ¿cómo iba a llegar yo a decir ahí, "hola, traje mi cámara, vengo de las redes sociales"? "Hola, vengo de internetz."

Como la mayoría de las cosas que me agobian, todo fue pura mierda propia. Miedos sin sentido, que se esfumaron desde el primer momento.

Intenté entrar por el sector este pero me devolvieron. Eso me ayudó a toparme con Mariandrea, que andaba merodeando la zona con Gloriana y Melvin Molina, dos nombres que leo a menudo en Viva. Ellas andaban tomando fotos de los outfits de los asistentes.


¿Ya mencioné que la cámara que me prestaron no sirve muy bien? Cuando uno la pone en foco automático una de cada cinco veces la cámara se vuelve loca y no sirve como por cinco minutos. Por dicha solo se volvió loca cuando tomé ésta foto y más adelante cuando estaba siguiendo a Luisgui por la pista de atletismo.


Se supone que habría una zona designada para el "periodismo ciudadano" pero nunca llegué a verla o no sé si todo el tiempo estuve ahí. Me quedé cerca de los periodistas de La Nación, NC Once y demás que ya estaban en la zona de prensa que el Estadio Nacional dispone.

Álvaro Murillo y Fernando Chaves. Barbas y talentos envidiables.

Todavía llenándose.

Gus Fring.

Gradería oeste.

Él es Fernando Francia. Lo sigo desde hace años en Twitter y hasta ese día lo vi en persona. Tiene un sentido del humor finísimo, como buen uruguayo.

Los paquidermos.
Sergio, Fabián y Augustín me dieron agua y barritas; sin tales ofrendas quizá no lo hubiera logrado.

También me regalaron bloqueador para la cara.

Atrás de nosotros había una familia súper conectada.

No había mucho que hacer antes de que iniciaran las actividades entonces tomé una foto de nuestro tormento. Sol.

A la mayoría de los periodistas los recibieron con una bolsita de regalos de parte del ICT.
Cuando uno abría esa cajita (que parecía de colonia Brut) se oían sonidos de la naturaleza. Deep.



De perfil, Héctor Chavez, conocido por mi lñenguaje profesional como "el señor bombero".

Amelia Rueda.com y Mendoza.cr



Quería capturar también cuando pasó la bandera de Israel pero la cámara me falló. De lejitos, a unas diez banderas de distancia., estaba la de Líbano. Cosas que pasan en Costa Rica.
Amy, vecina.



Fernando decidió que ya le había tomado suficientes fotos.

No me había movido de las gradas durante todo ese tiempo, hasta que Fernando salió corriendo hacia la gramilla porque llegó José Miguel Insulza. Tenía miedo de que me patearan de la gramilla por no ser periodista "de verdad", pero no había nadie limitando la pasada, entonces fui y me quedé ahí un buen rato. El truco es comportarse relajado y mantenerse cerca de los periodistas que sí se supone deben/pueden estar ahí.

Mariandrea.


Los chicos de la gramilla estaban acomodados para formar los colores de la bandera. Súper cheesy.

Éste carajo causó conmoción entre los que estaban ahí. Al fondo, afuera del estadio, se escuchaba una manifestación. Los colegas comentaban que era por la presencia de Correa.

Henry Mora, diputado por Heredia y presidente de la Asamblea. Encargado de quitar/poner la banda presidencial. 

Gerardo Vargas, diputado Frente Amplio y Emilia Molina, jefa de fracción del PAC. Yo voté por ella.

Óscar López del PASE.



Una vez leí que Ottón Solís solamente duerme cuatro horas al día. Up all night to get lucky.



Mimi sonrió. Creo que la chica de la mueca es la hija del diputado Villanueva.

Luis Antonio Sobrado, presidente del TSE. La presencia de ese camarógrafo complicaba tomar fotos y los fotógrafos, con el humor que les caracteriza le gritaban.


Juan Orlando Hernández, de Presidente Honduras.

De blanco, Gladys Bejerano Portela, Vicepresidenta del Consejo de Estado de Cuba.

Delegación Argentina. Encabeza la fila Amado Boudou, Vicepresidente.


El monarca.

Mariandrea y Gloriana reaccionan ante los encantos reales.

Evo Morales del Estado Plurinacional de Bolivia. 

Danilo Medina de República Dominicana.


Rafael Correa de Ecuador. Casi tan ovacionado como el monarca y Paul  McCartney. Al Vicepresidente de Venezuela le chiflaron un poco.

Los miembros del gabinete desfilaron con su pareja y sí, Wilhelm von Breymann desfiló con su novio Mauricio Alfaro. Un statement enorme, que renueva, que da esperanza al montón de chicos que tienen miedo de ser quienes son, de ser malvistos. La prensa ya puede admitir que se escriba que un concierto fue conmovedor. Yo quiero referirme así a un acto como éste.



Los vicepresidentes.

Ana Helena Chacón.

Entró Luis Guillermo. Al fondo, a la derecha, Julia Ardón, la que me entregó la acreditación.

Esta parece de rollo. 






Otra "de rollo".


Durante el discurso la mayor parte de los camarógrafos quedaron confinados al fondo, cerca de la mesa de sonido.

Yo me infiltré.


Luego vino la vuelta al Estadio. Dicen que salí en tele tratando de tomar fotos.







Me dio mucha pena por la hija menor, Inés. Estaba ahí atrapada en todo el asunto.




Beatriz Solís, hija de Luis Guillermo. Al fondo a la izquierda Manuel Ardón.

Celso Gamboa, ministro de Seguridad Pública.

Melvin Jiménez, ministro de la Presidencia. Lo oí en Hablando en Claro hace unos días y me dio mucha confianza.

Hora de partir.





2 comentarios:

David Bolaños dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
David Bolaños dijo...

Qué tuanis