29 dic. 2011

Veintinueve de diciembre

1. Hoy tomé una pequeña caminata a la nueva ferretería. Dando vueltas por las alamedas del residencial vi un niño en cuadraciclo; llevaba un casco azul que combinaba con el vehículo. Un par de cuadras después vi un grupo de chicos en bicicleta y de nuevo escuché el motor del cuadra, que se alejaba conforme serruchaba es asfalto. Los muchachos le gritaron adiós. 

2. Acabo de terminar Se7en y predije mucho de lo que pasaba. No es que me sienta gran cosa, simplemente tenía mis expectativas.

3. Hoy terminé 300 páginas de Luis Chaves, lo cual explica -en cierto modo- mi necesidad de enumerar los párrafos. El libro de Chaves fue el primero que rayé en mi vida, más allá de las copias que en algún momento he tenido que leer por fines académicos. Rayé las lineas que me gustaron, los ganchos, los goles, los touchdowns imparables. Caminando me acordé de cuando le hablé y cuando vi a Monte. Esa noche representó una pequeña victoria, una de esas en ñas que uno se intoxica solo de la felicidad, porque las alegrías se viven de la boca para dentro. En mi caminata también topé con un guarda que estaba en las mismas que yo, excepto porque él probablemente olía a Delta.

4. Tener un cuadra es chiva pero tener amigos es mejor. 

5. Hoy meditaba sobre lo que me reconforta que ya haya pasado la navidad. No la sentí, no la viví. Quizá porque -una vez más- las expectativas jugaron su parte. Solo que en este caso no las tenía.

6. Tengo una canción pegada y no sé si tendrá sentido copiar aquí parte de la letra, en realidad no sé si escribir esto y publicarlo será trascendente de alguna forma. Quizá estoy intentando hacerme una pequeña cápsula del tiempo, como ya lo he hecho antes. Quizá quiero retar a mi memoria y tratar de recordar la canción dentro de un año, más o menos. Quizá quiero tomar un foto de este momento pero no quiero usar cámara, quiero amarrar algunos sentimientos a estas palabras y ver si siguen frescos en un par de meses. Tal vez solo quería escribir, después de tanto silencio.

29 nov. 2011

5 consejos para palmarla

A falta de tiempo y creatividad tiraré, así en seco, 5 consejos que se me ocurrieron durante un viaje más a la catedral de mi amargura, la Sede Oficial de mi final de cuatri, mi panóptico.

1. Tome mucha agua o fresco. Las ganas de mear lo mantendrán despierto e inquieto.

2. Actúe. ¿No tiene ganas de hacer lo que tiene que hacer? Coma. ¿No quiere atragantarse más? Limpie su área de trabajo, pásele la escobita. ¿No quiere hacer trabajos de hogar? De pronto sentarse frente a una computadora o una mesa de dibujo parece una buena idea, ¿no cree?

3. Pelee con sus familiares. Quéjese con (de) su pareja. Actualice su estado de Facebook. Apuesto que todos sus amigos están igual de perplejos por la cantidad de trabajo que le exigen sus estudios de educación superior.

4. Escuche música. Incluya viejos mp3s en la banda sonora de su angustia.

5. Escriba lo que le falta por hacer. Hacer listas es lo mejor que se puede hacer cuando no hay voluntad para hacer otra cosa. Además, así evitará pasar por alto una tarea; nada peor que irse a la cama pensando que lo malo ya pasó y amanecer en ampliación, o peor aún, con una deuda más grande en Conape.

27 nov. 2011

(Audio) Jóvenes y métodos anticonceptivos

Como parte de un curso de la U, tuve que hacer un reportaje y junto con mis compañeras de grupo escojimos "Métodos Anticonceptivos" como tema. No queríamos que fuera cliché, la mayoría de los jóvenes saben  (o creen saber) nombres, tipos y marcas de estos productos. Quisimos reflejar qué tanto saben ellos en realidad y este me pareció un buen lugar para compartirlo.


No es la primera vez que hago algo así pero este en especial me hizo sentir orgulloso, aún lo puedo escuchar sin pensar que puedo corregir ciertas cosas (bueno sí, pero ese es otro tema).

Agradecimiento especial a Mario por ayudarme a pensar la música.

1 nov. 2011

¿ Esfuerzo = éxito ?

No sólo hay que apoyar lo nacional, hay que apoyar lo que es bueno. Probablemente la primera vez que leí una frase de este tipo fue en una reseña del primer disco de Time’s Forgotten, donde el autor recalcaba que lo importante no era apoyar las cosas por ser nacionales, sino por su calidad.

Irónicamente, esa afirmación se estaba aplicando a un disco con producción amateur.

Eso me dejó pensando un día de estos en medio de una de esas duchas llenas de reflexión, hasta que llegué a pensar que lo que rescató en ese momento el autor fue el esfuerzo y la ambición por querer hacer las cosas bien.

¿Se puede considerar el esfuerzo una forma de éxito? Si uno lo toma en cuenta todas las bandas ahí afuera hacen un esfuerzo. Sacan tiempo para ensayar, componer, producir su material... Pero, ¿se esforzarán lo suficiente? ¿logran lo suficiente estos artistas para ser considerados exitosos?

Yo creo que del mismo fundamento de “apoyemos lo tico” viene de la mano el conocido “reconozcamos el esfuerzo”.

Han habido bandas que se han esforzado bastante, sin embargo, sus propuestas no capturaron la atención de la gente, que a final de cuentas es la que mide -y determina- el éxito. Mientras que otras bandas que quizá no se han esforzado tanto, llenan sus conciertos y tienen una base sólida de seguidores.

El éxito como tal es difícil de medir. Yo puedo considerar como éxito ver uno o dos comentarios en mi blog, mientras que otro usuario de esta plataforma vea dos-tres comentarios como un “mal día”. Un artista puede sentirse feliz de haber terminado una pintura, pero si no logra venderla o hacerla famosa, quizá no se sienta exitoso.

En ambas situaciones, intuimos que el esfuerzo pasa a un segundo plano cuando se trata de medir la reacción de los demás. Lo que importa es lo que digan. Precisamente por eso nos incomoda si critican lo que hicimos “con tanto esfuerzo”.

Cabe sacar dos conclusiones de esto: a) si hacemos algo, lo que sea que hagamos, siempre puede haber alguien a quien no le guste. Aunque usted haya dedicado su vida entera a escribir un libro, a alguien puede no gustarle, y a esa persona puede que no le importe si usted escribió las últimas páginas con sangre. Es la realidad. b) Las personas se acostumbran a medir su éxito por las reacciones ajenas, cuando deberían darse a ellos mismo méritos. La sociedad no nos tiene acostumbrados a esta práctica, sin embargo -sin ningún título de por medio- considero esta una práctica sana, que incentiva a las personas a proponerse cosas pequeñas por cumplir.

Sin un norte claro, pocas personas pueden sentirse satisfechas con su propios logros e incluso puede costarles ser felices consigo mismos. Y aún teniendo unameta, sin crítica, las personas no pueden mejorar su trabajo, o combatir la monotonía.

Cualquier persona con intenciones de iniciar un proyecto, debe saber que las metas alcanzadas siempre vendrán acompañadas de crítica, la cual debe ser tomada con madurez y con ganas de mejorar el trabajo hecho, lo cual, de ninguna manera, demeritará al artista ni su esfuerzo.

19 oct. 2011

Los 5 niveles de Facebook

Hace unas semanas Facebook incorporó algunos cambios a nuestras cuentas, en materia de privacidad (para variar).

Esto nos dio la oportunidad de escoger quién y quién no puede ver nuestras actualizaciones, con una configuración específica para cada una de ellas. A este cambio también se unieron las listas (¿inteligentes?) que nos ayudan a agrupar nuestros amigos.

De esa manera, si quiero compartir algunas fotos de una fiesta con mis amigos de la universidad y nada más con ellos, basta con que seleccione el grupo “Universidad” o que seleccione algunos amigos específicos dando clic en “Personalizado” (eso último en caso de que no quiera que todos mis contactos de la U vean esta foto).

Pequeño ejemplo de cómo cambiar la configuración de una publicación.
(clic en la imagen para ampliarla)

O si quiero compartir esta foto con el mundo (incluso quienes no sean mis amigos) puedo dejar la configuración como “Público”. Estos cambios de privacidad no solo aplican con fotos, sino también con estados, links, videos, etc.

De suscripciones y otros demonios. Tantos cambios al mismo tiempo pueden llegar a confundir a los usuarios. Además de estas listas, se incluyó la posibilidad de tener suscriptores y suscribirse a las actualizaciones de otras personas.

"¿Para qué suscribirse?". Bueno, me pueden resultar interesantes las actualizaciones del político Román Macaya, pero no soy necesariamente su "amigo". Así que me suscribo para estar al tanto de lo que pone.

"¿En qué se diferencia esto de una página de me gusta?" Bueno, si hablamos de una figura pública como Macaya no mucho, pero si hablamos de un hijo del vecino (como yo) que quiere compartir de vez en cuando artículos o videos interesantes con el mundo y no piensa hacerse un fanpage, es buena idea activar la posibilidad de tener suscriptores. 

Los 5 niveles. Aquí es cuando empieza lo interesante. Entendiendo bien esos cambios de privacidad y cómo agrupar amigos en las listas de Facebook, podemos destacar cinco "grupos" de personas.

Agregar un amigo a una lista es muy sencillo, solo escribimos el nombre en
el espacio de la derecha y listo. (clic en la imagen para ampliar)

Mejores amigos. Los mejores amigos son esas personas de las que queremos saber más: qué han puesto en su estado, qué nuevas fotos tienen, entre otras cosas. Facebook automáticamente nos envía notificaciones sobre cada movimiento de estas personas, pero -por dicha- esto se pueden desactivar.

Amigos. Son otros amigos que tenemos, con los que también nos gustaría compartir ciertos estados o información personal. "Hoy me caí :(". Apuesto que a sus amigos (los de verdad) les puede importar, pero a los conocidos o a los suscriptores quizá no tanto.

Conocidos. Yo veo esta lista como "esas personas que saludo pero que puede que no les importe que hoy me caí" (para seguir el ejemplo anterior). A veces se conoce a alguien en una fiesta, se le agrega a Facebook y nunca se le vuelve a ver; este grupo es especial para esas personas.

La pirámide de Zuckerberg.
Con acceso restringido. Son parte de nuestros amigos, pero quizá no sean tan amistosos. Las personas de este grupo solo pueden ver las cosas que tenemos como "públicas". Meta aquí a su ex, a la stalker y, ¿por qué no? a su mamá.

Suscriptores y otros usuarios. Los suscriptores y el resto de usuarios que ingresen a su perfil solo verán lo que tenga como público. Tome en cuenta que las personas que le envíen solicitudes de amistad inmediatamente se harán sus suscriptores, así como las personas que usted borre después de activar la posibilidad de tener suscriptores.

Las suscripciones tienen algo curioso y es que podemos bloquear ciertos elementos de ciertas personas. Basta con meternos al perfil de alguien y desactivar las suscripción de "Juegos" de ese amigo que pasa pidiendo pinceles y vacas para su granja.

Como pudieron ver (si es que llegaron hasta acá), las posibilidades que brindan estos cambios son bastante amplias y aunque no lo parezcan, bastante sencillas. Un minuto de silencio por Google+.

30 sept. 2011

Harry Potter y el Recurso de Amparo

Estación King's Cross al Atlántico.
Harry Potter es un pussy.

Seguí su saga durante varios años, salí de la alacena con él, monté una escoba con él y hasta me tomé una cerveza de mantequilla con él. Era una gran tipo, claro que sí, pero tenía un problema: nadie lo sabía.

En su primer año derrotó a su mayor enemigo ¡con un espejo! Sí, una reliquia mágica y luego volvió a su casa a ser el mismo perdedor inadaptado e ignorado de siempre.

Esta tendencia era seguida por sus otros compañeros magos: la misma Hermione, reina de las sabelotodo, volvía a su casa con sus papás (¡dentistas!) a pretender que era una chica común durante el verano. Esa fue la parte que nunca me gustó. 

Ellos tenían poder, ellos podían cambiar el mundo siendo preadolescentes. ¿Por qué se esconderían los magos de los simples mortales, si sus poderes eran completamente incomparables?

Fue exactamente en su último libro, que J.K. Rowling explicó este asunto: en 1689 los magos tomaron la decisión de crear un "Estatuto Internacional de Discreción", en el que establecían que su mundo no debería estar al acceso de los muggles. ¿Por qué? Muy sencillo, sus observaciones los llevaron a darse cuenta, que los muggles querrían usar la magia para solucionar los problemas más sencillos.

Los muggles no hubieran tenido que inventar la electricidad, las vacunas, las computadoras... Es más, posiblemente no hubiéramos tenido que trabajar.

Era obvio. La posibilidad de un mundo regido por humanos comunes que utilizara la magia para solucionar todos sus retos diarios hubiera esclavizado a los magos a cumplir sus ridículas demandas. 

Al menos así sería si todos los mortales fueran ticos.

Foto robada a Fabrizio Durán.

12 sept. 2011

Manual de un estudiante feliz


Llevo una semana usando mejor la computadora, y me siento realizado.

Muchas personas, pero sobre todo los jóvenes en estos días se sientan frente a una computadora esperando que algo entretenido aparezca, que algo los distraiga, cuando en la práctica esto sólo sucede esporádicamente.

Con este artículo quiero hacer un llamado a usted, joven, que como yo tiene mil y un distracciones al alcance de un click y que quizá alguna vez se ha preguntado ¿qué sería de mi vida si no pasara tanto tiempo frente la computadora?

Nos estamos habituando a usar este equipo para que piense por nosotros, cuando esto debería ser al revés: usar el ordenador debería ser un ejercicio intelectual. Que no sea un lugar donde solo se encuentren respuestas, sino uno que genere en nosotros preguntas.

Pensar frente al monitor. "¿Cómo se supone que logre esto si me están llegando mensajes a cada rato?" piensa usted, o ¿cómo hago si igual todos los correos que tengo son de Facebook? Tome en cuenta que Internet ofrece muchas posibilidades para su uso y ahí está la clave: ofrece. El contenido no llega a usted, usted lo busca o lo hace.

A continuación, le doy algunas ideas de cosas que usted puede hacer frente al ordenador que no sólo lo entretenga, sino que también le ayuden a pensar fuera de la pecera.

1. Entre sitios donde publiquen artículos o crónicas interesantes, por ejemplo GatoPardo, SoHo, SoHo de Colombia, Revista Paquidermo, lea la sección de opinión del periódico, ¡aunque sea las Cartas a la Columna! Cualquier cosa es mejor que estar viendo fotos ajenas.

2. Busque documentales sobre temas que le interesen, le aseguro que en YouTube y Cuevana encontrará por lo menos uno y muchos de ellos están subtitulados. Fútbol, guerras, punks, straight edge, conspiraciones, usted dice. En el tubo también hay documentales o cápsulas informativas de canales como Discovery Channel  o NatGeo.

3. Si usted tiene vena musical puede conseguir diversos softwares que lo ayuden a hacer su propia música. Algunos como Guitar Pro, Fruity Loops o Audition son bastante útiles para esto, y aunque requieran una licencia la magia de Internet lo soluciona todo: las licencias o claves se consiguen y usted solo tiene que bajarlos y crackearlos para disfrutar de sistemas de primerísima calidad que le ayudarán a concertar sus ideas de canciones.

Si cree que esos consejos son contradictorios por impulsar el uso de la computadora, busque algo que hacer afuera. En nuestro país sobran las actividades culturales y generalmente falta público que las disfrute. Exposiciones, conciertos, teatro, cine independiente, todo eso y más a precios decentes.

Por ejemplo, el Art City Tour, que brinda la posibilidad de conocer los museos del Gran Área Metropolitana totalmente gratis y con transporte.

Una probadita al Art City Tour.

Busque libros en su casa, generalmente los hay, libros que usted tal vez nunca ha siquiera sacado del estante o no ha entendido y que están ahí esperando a que usted los lea, que imagine cosas nuevas. Los libros son fáciles de cargar y pueden ayudarle a matar más de un rato esperando en el banco o en el bus.

Aunque en su casa no tengan muchos libros, probablemente le habrán quedado algunos libros del colegio, búsquelos y léalos. El cuatrimestre pasado me leí una antología de quinto año que contenía Crónica una muerte anunciadaLa hoja de aire y otras obras más y no pude quedar más contento.

Leer no sólo es meterse en un mundo distinto, leer constantemente va a mejorar su ortografía, sí, esa que ya no sabe si "solo" se tilda o qué es una oración compuesta. Leer a menudo también le ayudará a redactar mejor, para que escribir ensayos o hasta correos electrónicos se torne algo más interesante y agradable.

Usted se preguntará: ¿qué tiene que ver usar de otra manera la computadora con ser un buen estudiante? Pues todo.

Tener la costumbre de leer y cuestionar es un gran impulso para sacar su carrera y que la información que llegue a usted no le dure un cuatrimestre, sino toda la vida. Pero lo más importante de esto es que usted aprenda que al contrario de lo que piensa la mayoría lo mejor no es procrastinar, sino crear, vivir, aprender y sentir, salirse de esa zona de comfort y ver una obra de teatro o ir a un concierto de un grupo que no conozca. Nada le garantiza que le guste, pero al final de cuentas tendrá una experiencia nueva que le ayude a encontrar algo que sí le guste.

28 abr. 2011

Underrated: A Saucerful of Secrets


Camino por el pasillo de mi biblioteca, con el sol apenas iluminando el lomo de algunos libros. Paso la mano sobre las letras como acariciando una malla imaginaria que yace sobre ellas. Al fondo, me encuentro con un pared llena de acetatos. Entre las carátulas resaltan diversos clásicos. Un prisma, un leñador, un cruce peatonal.

No decido sacar alguno de ellos de su jaula de cartón. Me veo tentado tentado por otro álbum, uno de esos que se aman pero nunca son citados en las grandes listas, un elepé underrated. Lo pongo en el tocadiscos e inmediatamente sonrío. Un bote, una pecera, un mosaico.


Despierto. No hay ni biblioteca, ni acetatos, ni tocadiscos. Lo más cercano a eso que tengo en la realidad es un mueble lleno de libros heredados y hojas de la U. Pero el disco sí es mío, está en mi corazón.

* * *

La conversación esperada entre fanáticos de Pink Floyd es hablar de los mismos discos siempre: que The Wall, que el Dark Side, que el Wish, incluso el Piper at the Gates of Dawn, su primera producción, puede salir mencionado, pero muy pocos se detienen a analizar una de las obras más importantes de este conjunto británico y esta es, A Saucerful of Secrets (ASoS).

ASoS es sólo el primero de varios álbumes en donde la banda intentaba encontrar su sonido y experimentó hasta donde pudo. Un floydian o conocedor de la historia de la banda podría confirmarle que este es el único disco que cuenta con la participación de los cinco miembros de la banda tanto en el aspecto musical como en el de las voces (hasta Nick Mason, baterista, canta).

Sin embargo, A Saucerful se mantiene como el único disco de Pink Floyd que no entró en las listas de los mejores vendidos en norteamérica, además de contar con críticas de 3 o 3.5 de 5, bastante mal para un disco cualquiera y más considerando la cálida recepción que tuvo el debut de la banda.

Pero bueno, suficientes estadísticas. Al final lo que nos interesa es rendir tributo a esta magna pieza.

El álbum abre con un línea de bajo repetitiva en "Let There Be More Light", pieza llena de psicodelia. A este instrumento se van sumando poco a poco los otros hasta reventar en un espacio meditabundo cargado de voces. La melodía que contiene este segmento es usada por Roger Waters, por lo menos en 2 piezas más de este período, y éste incluso se equivoca en uno de los versos de la pieza. En los últimos segundos del tema se puede escuchar el primer solo de David Gilmour con la banda.

"Remeber a Day" es otra pieza llena de letras psicodélicas interpretadas por Richard Wright desde su piano. A esta le sigue "Set the Controls for the Heart of the Sun", una de las primeras obras maestras de cuando el señor Waters quería meter poesía china en todo lado. El caso completamente opuesto es "Corporal Clegg", que probablemente es la primera pieza en que Waters haría referencia a las consecuencias que había traído a su país la Segunda Guerra Mundial. Al final, se imita un tema militar con kazúes, momento cómico del elepé.

A la vuelta, empezamos de una con el tema homónimo al disco, una construcción épica de casi doce minutos. La mano se Wright se encuentra por doquier: golpes al piano, sintetizadores, todo esto sobre la base de percusión de Mason.

"See-Saw" es de esas piezas que aún en calidad de fanático olvido. Es bella por transportarnos a lo que probablemente fue el primer amor de Wright, pero su contenido no termina de llenar las expectativas.

"Jugband Blues" es de las piezas más melancólicas de la historia, me atrevo a decir. Es un grito con toda la desesperación que se le puede atribuir a un tipo adicto a los alucinógenos. Syd Barrett despide su último disco con la banda diciéndonos que no le importa si el sol no brilla, si nada está correcto, él seguirá siendo él y nada lo detendrá.

* * *

A Saucerful of Secrets podrá no ser del tipo de álbum que todos aprecien, podrá tener errores, piezas sin terminar, pero tiene un aura especial que no todo álbum tiene: goza de calidez humana. La ambición es otro elemento palpable en el material, pero no es una ambición de banda de estadio, sino de banda que acaba de conocer lo que es tocar frente a miles y quiere dar lo mejor de sí.

Quizá eso de citar trasfondos no sea lo de muchos, pero si hay un disco que los tiene, es este y es precisamente eso lo que lo hace importante: refleja exactamente el momento en el que se encontraba la banda, con sus pros y contras y un olor a novato casi saboreable.

Ya se han expuesto en el texto suficientes motivos para considerar este uno de los álbumes más bajos de Pink Floyd, pero para mi no lo es, para mí es un álbum lleno de magia y sentimientos, para los que como yo, esperan.

24 mar. 2011

Hoy no es viernes

De todos los fenómenos que he vivido, memes que he rebloggeado, videos de Delfín de los que me he reído, shocksites a los que he ingresado, jamás, jamás, jamás, jamás, jamás me he rehusado tanto a ver algo como el video de Rebecca Black.

Casi que cualquier persona entre 12 y veintitantos debe saber de quién hablo y si usted no está en ese rango de edades le felicito desde ya por haber llegado a este blog.

Maldita sea, esa Rebecca, todos han puesto hartas imágenes de ella que la han hecho más fokin famosa de lo que deberían. Porque sí, es su culpa.

De vuelta a los viejos tiempos, los "artistas" de ese "calibre" sacaban alguna pieza de esta "calidad" y, ¿qué pasaba? Nada, señores. Los medios ignoraban, y los pocos que lo mencionaban les devolvían al basurero del que vinieron. Pero ahora con el uso de las redes sociales inician las burlas constantes y es divertido, sí, yo lo hago cada vez que abro alguna de ellas pero ya. Poner las misma imágenes una y otra y otra vez de lo mismo no lo hará más divertido.

¿Se acuerdan de la vida real? En ella cuando uno insiste mucho con un chiste este se va volviendo obsoleto y entre más gente lo diga más cansado se va volviendo. Me dio hasta cosa encontrar una "noticia" de esto en 89dB. Puta, ese fenómeno viene de hace rato, y no es nuevo ni interesante.

Burlarse, señalar, excluir. ¿Ese es el papel que le queremos dar a los medios? Aburrido, estúpido, pero lo más negativo es que esto podría hacer que todo se estanque.

Si es tan mierda démosle el espacio que se merece. Jalemos la cadena, dejémosle ir.

Un saludo para Charlie Sheen.



12 ene. 2011

Si yo tuviera una hija...

Se llamaría Amelia.

En mi casa hay dos bebés, ambos varones. Me tiro al piso con ellos, jugamos, cantamos, bailamos. Por supuesto que podría hacer esto también teniendo una hija, pero su crianza no sería la misma, y no entremos en fundamentos machistas, feministas, sexistas, liguistas, etc. porque no lo vale: no es lo mismo criar a un niño que a una niña, punto.

A pesar de mi obsesión para encontrar un nombre adecuado para mi retoña, mi mayor reto sería ese, su crianza, porque el mundo en el que yo vivo ahorita con casi 19 años está lleno de patanes y estos parecen multiplicarse como mogwais, ¿quién no tendría miedo?

Me imagino a mí mismo aconsejándola, explicándole algunas cosas que he aprendido de andar por este mundo, pero sobre todas las cosas, me imagino peleado con ella. Es hija mía, por todos los diablos, claro que chocaríamos constantemente.

Por suerte, soy un excelente padre (sí que lo soy) y ya tengo una canción preparada para ese momento: Trouble in Legoland.



Quizá parezca una extraña elección, sobre todo porque no es del todo un himno a la ternura, pero siento que plasmaría todo lo que yo quisiera decir en ese momento. Ya sé que los hijos son testarudos, que poco escuchan, pero si ella escuchara la canción, me diera sólo esos 5 minutos, lo valdría, porque yo sé que ella me entendería.