28 nov. 2009

Una marcha por la vida y la "familia"



El Observatorio Ciudadano por la Vida y la Familia (OCVF) llamó al pueblo a marchar este sábado 28 a marchar en contra del aborto y las uniones homosexuales. De ahí nació una iniciativa para protestar en favor de estas acciones. Los más enterados y metidos en Twitter habrán oído hablar de la contramarcha, ese fue el nombre que recibió este movimiento adverso.

Queda claro que estuve/estoy más de acuerdo este segundo movimiento y a pesar de que no pude asistir al evento quisiera dejar en claro mi postura ante toda esta situación. Vamos por partes.

Investigué (léase googleé) acerca de esta llamada organización "por la vida y la familia". No encontré ningún sitio oficial o grupo en Facebook pero si encontré un par de artículos interesantes en La Prensa Libre y La Extra. Básicamente este movimiento concentra sus esfuerzos en mostrar "el amor que por la vida humana y por la familia profesamos la gran mayoría de las y los costarricenses".

Este a quien leen siempre ha tenido una opinión bastante conservadora acerca del aborto, no cerrada, pero sí en pro de evitar el maltrato a los no natos. Defina maltrato me dirán, pero esto no es lo que me concierne en este momento. ¿Cuál es la razón de esta entrada entonces? Hablar acerca de esas personas que consideran el matrimonio homosexual un atentado contra la familia o la idiosincrasia costarricense. Sí Licda. Isabel Brenes Paniagua, estoy hablando de gente como Ud.

No es mi intención dar un discurso acerca de lo que son considerados Derechos Humanos (¿o sí?) pero puedo afirmar que el hecho de que una "familia" esté compuesta por dos miembros de un mismo sexo no la desautoriza como familia sólo porque no siga normas o no esté dentro de los lineamientos ideológicos "comunes" de la sociedad.

Una familia puede ser lo que quiera ser, mientras no atente contra las leyes vigentes. El artículo 52 de nuestra Contitución Política dice que “La familia, como elemento natural y fundamento de la sociedad, tiene derecho a la protección del Estado”. Esto no no debe ser escudo para quienes quieren "defender" la familia y negar las uniones homosexuales, puede que estas no se consumen bajo la ley, pero sí existen y hasta el momento no se ha sabido de un caso donde alguien se haya muerto de la impresión de ver una pareja homosexual (más si sobran los casos de discriminación ante la presencia y escenas provenientes de estas).

Según varias fuentes (bueno, twitter) la gente de la contramarcha superó en número a quienes fueron citados por el OCVF e hizo escuchar su voz. En el bando de los "fundamentalistas" se vieron citados miembros de la iglesia católica e incluso estudiantes de colegios de esta misma religión; sigan embarrialándose la cancha muchachos...

Creo que la idea fundamental de todo esto no debiera ser querer reprimir los deseos de personas con ideas distintas, sino luchar porque haya igualdad de derechos entre los individuos de la sociedad y que esta se proteja.



*Ambas fotos son cortesía de @divianb

23 nov. 2009

Henna: Una experiencia McFeliz


Hace mucho no hablaba de música ni chivos, pero aquí voy. El viernes pasado asistí a un evento en Avenida 4 ("el nuevo bulevar" en tico) organizado por la gente de McDonald's, nada más y nada menos que el McDía Feliz (#mcdiafelizcr). Entre todas las presentaciones musicales de la tarde (sólo me quedé un rato) estaba una de las bandas que se está haciendo cada vez más nombre en la escena nacional, Henna.

La carta de presentación de estos muchachos es Soda Cassette, un EP lanzado este año compuesto de 3 canciones. De este EP se desprende el sencillo Botellas, la cual lleva varias semanas de primera en la emisora 979 mérito bastante importante considerando que esa clase de logro no suele verse mucho dentro de la música nacional.

Esta canción no pasó inadvertida en el setlist de ese día como era de esperarse y un par de personas hasta la pidieron a gritos antes de ser presentada (un servidor incluído). Lo que más me llamó la atención fue la acotación del vocalista/guitarrista de la banda Daniel Céspedes (aka Zacates) antes de interpretar la pieza. Habló de cómo cuando alguien muere pasamos por un duelo y como en ese proceso surgen muchos sentimientos, que nos pueden llevar a escribir muchas canciones como esa.

Quedé en shock. Él estaba definiendo exactamente como yo interpretaba esa canción, como si se hubiera metido en mi pensamiento, con la salvedad de que el es el autor original de la letra. No fue el simple capricho de haberme sentido identificado, él lo dijo y yo ya lo sabía.

El ver como tan fácilmente no sólo yo me sentí identificado con la canción (el sonido, no el tema) me terminó de convencer acerca del potencial de la banda, muchos estaban ansiosos porque acababa de tocar El Guato, otros porque tocaban Akasha y Mechas, pero una banda casi desconocida por los presentes logró su tarea, con un repertorio que nos lleva desde una balada muy pegajosa, hasta el rock más puro e incluso un poco de experimentación al inicio del recital.

Henna es de esas bandas que están haciendo las cosas bien, por lo que me doy el gusto el día de hoy en hablar de ellos, esperemos que su carrera continúe avante y nos brinde muchas más experiencias provechosas.

+info Botellas puede ser oída y bajada en la página del grupo en Bandcamp y también tiene un stop motion muy guapo en YouTube.

19 nov. 2009

De Somníferos y Agujas

Hay veces en la vida que recuerdos vienen a nuestra a nosotros y no sabemos qué hacer. Vienen a nosotros por obra del destino y eventualmente es nuestro destino el que terminan afectando.

Nos visitan por las noches en la soledad de nuestro cuarto, donde el calor de una cobija jamás nos defenderá. Cerramos nuestros ojos para ignorar la situación, pero la sístole y diástole ya no nos dejarán dormir. Intentamos levantarnos pero algo nos marea y nos nubla la vista. Esperamos.

Un bostezo fuerte nos trae una lágrima y un mal recuerdo nos puede traer mil más. Ese recuerdo nos puede hacer sentir como si de pronto ese corazón que suena, dejara de latir y se hundiera hasta llegar al colchón. El dolor interminable del órgano con el lecho.

¿Por qué no quedarse en la oscuridad? ¿Por qué no revolcarnos hasta conciliar el propio sueño? ¿Por qué no cerrar los ojos y desconectarse por un instante?

Hay veces en la vida que recuerdos vienen a nuestra a nosotros y no sabemos qué hacer. Son esos precisos momentos en los que debemos tomar la aguja del perdón y zurcir los dolores del pasado; dejando un beso en la herida no para olvidar, sino para recordar el sabor del momento y sonreír por un instante.

11 nov. 2009

Anotaciones

I

La verdad absoluta no existe. Siempre será enunciada por algún individuo tiñéndola de su propia subjetividad. Y aunque se cree una máquina que sea capaz de tirar estas verdades, siempre habrá sido forjada y programada por sujetos con seso y criterio, por lo que jamás será objetiva.

La discusión, el enojo, la perfidia a los sentimientos. No se explica por qué llegamos hasta ahí, aunque la frustración siempre termine siendo la compañera de nuestra soledad. Es ese momento en que se quiere correr por el pasillo y salir volando, a un lugar de esos donde me puedo distraer. Mi música solía ser ese lugar, pero ahora ahí estás vos.

En cada nota, en cada beat me aparecés, me golpeás con tu sonrisa y hasta ahí llegué, ya ni mi música es mi refugio. Yo te quiero, pero no sé si lo he dejado claro. Por eso entre esas notas he intentado mandarte mensajes, así como vos has dejado no mensajes, sino recuerdos en cada una de ellas.

II

La vida es dura. Como mi cabeza.

Yo no soy un Adonis y menos un Freud. Tal vez un Platón. No he dicho todo lo que he debido, aún así me he esforzado por explicar cada palabra, para terminar confundiéndote más. Sólo en el silencio y abrazado por la oscuridad es cuando puedo pensarte y definir lo que quiero. Lo podría intentar en persona, si me lo pedís.

III

El destino no está dentro las limitaciones de nuestra mente. Está en nuestro corazón.

Yo sólo quería construir algo para vos. Algo que le diera sentido a mis pensamientos, a la obsesión que me genera oírte y quererte. Por eso estoy aquí escribiendo capítulos imaginarios, como si fuera un episodio de Frasier.

Yo sólo quiero ser parte de vos, como ya sos parte de mí. Yo quiero despertar de este sueño. Quiero moverme como la otra gente, sin encontrarme una sonrisa en cada paso a tu lado, en cada noche que te he soñado.

Quiero seguir encontrándote
en este corazón que palpita,
por cada momento que me has visto y te he sentido
por cada vez que he te pensado,
para que no quede en el olvido.

3 nov. 2009

Signos/Símbolos

Mi mamá siempre me dijo que los detalles y las palabras lindas eran para la novia. Así lo dijo y así me lo diría si pudiera acudir a ella en este momento. Probablemente no soy el único que oyó esto alguna vez, y un detalle como llevar flores es un ritual infalible para ciertas ocasiones.

Así que él iba de pie en el bus, cargando sus rosas que pronto regalaría, fue lo primero que noté al dirigirme a la parte trasera de mi vehículo. Como era de esperarse, no fui el único que robó miradas al tipo. Una joven ubicada en los asientos aledaños con su novio, no hacía sino mirar fijamente aquel ramo que se balanceaba con el movimiento del bus, intercalando sonrisas a su novio, quien le sonreía de vuelta sin entender la indirecta.

* * *

Ahí estaba ella, sentada como una diosa en su trono. El frío viento de la ventana no la inmutaba, ella sólo rebuscaba su teléfono en el bolso posado sobre sus muslos, los cuales eran descubiertos por una enagua a cuadros.

Jugueteaba con su cabello, y como si nadie la observara mordía suavemente sus uñas. La gloria eran sus labios.

Fue entonces cuando noté una fina cadena colgando de su cuello. Tenía que ver el dije. Miré con detenimiento su escote hasta llegar a su busto y logré divisar ahí entre sus senos, una pequeña mitad de corazón.

* * *

Un pasajero se levantó y abandonó su campo, él aprovechó para movilizarse rápidamente hasta ese lugar, siempre resguardando sus flores y en un acto de valentía se sentó al lado de un macho, que miraba perplejo el papel celofán con rosas impresas. Eventualmente nuestro protagonista se bajó y esta vez hasta el macho volvió la cabeza para despedirlo con la mirada perdida entre la lluvia.

* * *

A veces no necesitamos decir lo que sentimos. A veces un simple beso en la cabeza o una sonrisa, dice más que un te quiero. Pero lanzar estos mensajes y no recibir una respuesta afirmativa o no lograr que la otra persona capte el mensaje es tan decepcionante como comer afuera macarrones y encontrarse lo mismo cocinado en la casa.

Los símbolos o signos pueden servirnos para demostrar con exactitud lo que sentimos o queremos, pero debemos entender que lo que es obvio para nosotros, puede ser tan sólo un beso en la cabeza o una sonrisa para los demás.