29 nov. 2011

5 consejos para palmarla

A falta de tiempo y creatividad tiraré, así en seco, 5 consejos que se me ocurrieron durante un viaje más a la catedral de mi amargura, la Sede Oficial de mi final de cuatri, mi panóptico.

1. Tome mucha agua o fresco. Las ganas de mear lo mantendrán despierto e inquieto.

2. Actúe. ¿No tiene ganas de hacer lo que tiene que hacer? Coma. ¿No quiere atragantarse más? Limpie su área de trabajo, pásele la escobita. ¿No quiere hacer trabajos de hogar? De pronto sentarse frente a una computadora o una mesa de dibujo parece una buena idea, ¿no cree?

3. Pelee con sus familiares. Quéjese con (de) su pareja. Actualice su estado de Facebook. Apuesto que todos sus amigos están igual de perplejos por la cantidad de trabajo que le exigen sus estudios de educación superior.

4. Escuche música. Incluya viejos mp3s en la banda sonora de su angustia.

5. Escriba lo que le falta por hacer. Hacer listas es lo mejor que se puede hacer cuando no hay voluntad para hacer otra cosa. Además, así evitará pasar por alto una tarea; nada peor que irse a la cama pensando que lo malo ya pasó y amanecer en ampliación, o peor aún, con una deuda más grande en Conape.

27 nov. 2011

(Audio) Jóvenes y métodos anticonceptivos

Como parte de un curso de la U, tuve que hacer un reportaje y junto con mis compañeras de grupo escojimos "Métodos Anticonceptivos" como tema. No queríamos que fuera cliché, la mayoría de los jóvenes saben  (o creen saber) nombres, tipos y marcas de estos productos. Quisimos reflejar qué tanto saben ellos en realidad y este me pareció un buen lugar para compartirlo.


No es la primera vez que hago algo así pero este en especial me hizo sentir orgulloso, aún lo puedo escuchar sin pensar que puedo corregir ciertas cosas (bueno sí, pero ese es otro tema).

Agradecimiento especial a Mario por ayudarme a pensar la música.

1 nov. 2011

¿ Esfuerzo = éxito ?

No sólo hay que apoyar lo nacional, hay que apoyar lo que es bueno. Probablemente la primera vez que leí una frase de este tipo fue en una reseña del primer disco de Time’s Forgotten, donde el autor recalcaba que lo importante no era apoyar las cosas por ser nacionales, sino por su calidad.

Irónicamente, esa afirmación se estaba aplicando a un disco con producción amateur.

Eso me dejó pensando un día de estos en medio de una de esas duchas llenas de reflexión, hasta que llegué a pensar que lo que rescató en ese momento el autor fue el esfuerzo y la ambición por querer hacer las cosas bien.

¿Se puede considerar el esfuerzo una forma de éxito? Si uno lo toma en cuenta todas las bandas ahí afuera hacen un esfuerzo. Sacan tiempo para ensayar, componer, producir su material... Pero, ¿se esforzarán lo suficiente? ¿logran lo suficiente estos artistas para ser considerados exitosos?

Yo creo que del mismo fundamento de “apoyemos lo tico” viene de la mano el conocido “reconozcamos el esfuerzo”.

Han habido bandas que se han esforzado bastante, sin embargo, sus propuestas no capturaron la atención de la gente, que a final de cuentas es la que mide -y determina- el éxito. Mientras que otras bandas que quizá no se han esforzado tanto, llenan sus conciertos y tienen una base sólida de seguidores.

El éxito como tal es difícil de medir. Yo puedo considerar como éxito ver uno o dos comentarios en mi blog, mientras que otro usuario de esta plataforma vea dos-tres comentarios como un “mal día”. Un artista puede sentirse feliz de haber terminado una pintura, pero si no logra venderla o hacerla famosa, quizá no se sienta exitoso.

En ambas situaciones, intuimos que el esfuerzo pasa a un segundo plano cuando se trata de medir la reacción de los demás. Lo que importa es lo que digan. Precisamente por eso nos incomoda si critican lo que hicimos “con tanto esfuerzo”.

Cabe sacar dos conclusiones de esto: a) si hacemos algo, lo que sea que hagamos, siempre puede haber alguien a quien no le guste. Aunque usted haya dedicado su vida entera a escribir un libro, a alguien puede no gustarle, y a esa persona puede que no le importe si usted escribió las últimas páginas con sangre. Es la realidad. b) Las personas se acostumbran a medir su éxito por las reacciones ajenas, cuando deberían darse a ellos mismo méritos. La sociedad no nos tiene acostumbrados a esta práctica, sin embargo -sin ningún título de por medio- considero esta una práctica sana, que incentiva a las personas a proponerse cosas pequeñas por cumplir.

Sin un norte claro, pocas personas pueden sentirse satisfechas con su propios logros e incluso puede costarles ser felices consigo mismos. Y aún teniendo unameta, sin crítica, las personas no pueden mejorar su trabajo, o combatir la monotonía.

Cualquier persona con intenciones de iniciar un proyecto, debe saber que las metas alcanzadas siempre vendrán acompañadas de crítica, la cual debe ser tomada con madurez y con ganas de mejorar el trabajo hecho, lo cual, de ninguna manera, demeritará al artista ni su esfuerzo.