24 mar. 2011

Hoy no es viernes

De todos los fenómenos que he vivido, memes que he rebloggeado, videos de Delfín de los que me he reído, shocksites a los que he ingresado, jamás, jamás, jamás, jamás, jamás me he rehusado tanto a ver algo como el video de Rebecca Black.

Casi que cualquier persona entre 12 y veintitantos debe saber de quién hablo y si usted no está en ese rango de edades le felicito desde ya por haber llegado a este blog.

Maldita sea, esa Rebecca, todos han puesto hartas imágenes de ella que la han hecho más fokin famosa de lo que deberían. Porque sí, es su culpa.

De vuelta a los viejos tiempos, los "artistas" de ese "calibre" sacaban alguna pieza de esta "calidad" y, ¿qué pasaba? Nada, señores. Los medios ignoraban, y los pocos que lo mencionaban les devolvían al basurero del que vinieron. Pero ahora con el uso de las redes sociales inician las burlas constantes y es divertido, sí, yo lo hago cada vez que abro alguna de ellas pero ya. Poner las misma imágenes una y otra y otra vez de lo mismo no lo hará más divertido.

¿Se acuerdan de la vida real? En ella cuando uno insiste mucho con un chiste este se va volviendo obsoleto y entre más gente lo diga más cansado se va volviendo. Me dio hasta cosa encontrar una "noticia" de esto en 89dB. Puta, ese fenómeno viene de hace rato, y no es nuevo ni interesante.

Burlarse, señalar, excluir. ¿Ese es el papel que le queremos dar a los medios? Aburrido, estúpido, pero lo más negativo es que esto podría hacer que todo se estanque.

Si es tan mierda démosle el espacio que se merece. Jalemos la cadena, dejémosle ir.

Un saludo para Charlie Sheen.



2 comentarios:

Pardingo dijo...

Yo vi a Rebequita y su video pero me resisto a ver los de Lady Gaga.

Carlox dijo...

Jajaja... Si algún día quiere ver uno de Gaga vea Telephone y después me dice si no valió más el viaje que el de "Becky".