8 ene. 2012

La cotidianeidad: una explicación

Me han llegado varios correos electrónicos preguntando porqué el tag "cotidianeidad". La primera explicación que se me ocurre es ¿por qué no?. Aparentemente, "cotidianidad" es más aceptada por la R.A.E., mas  el uso de la palabra empleada como etiqueta en este blog es bastante popular en latinoamérica, lo que ha forzado a los eruditos de La Real a aceptar esta otra palabra como una variante correcta. Sin embargo, este hecho no tiene nada que ver con mi defensa. Mi uso de esa palabra se justifica como un minitributo a la memoria del escritor costarricense Adolfo Herrera García (1914-1975).

Herrera creció en Limón y terminó su primaria en una escuela belga, cosa con la que yo jamás soñaría. Él, con su afilada pluma, llegó a explicar esto de mejor manera que la que un servidor podría: "La cotidianeidad radica en lo que se hace, idóneamente, de manera (in)constante (...) tener la voluntad afianzada a la cotidianeidad se refleja en los actos que se perpetuan y documentan, a manera de impulso en el desarrollo de una vida dedicada a la creatividad." (Diálogos, 1969) Herrera es -quizá- más recordado por su fuerte adicción a los medicamentos antihistamínicos e hipnóticos que por su capacidad sintética. De cualquier forma, se le admira.

No hay comentarios: