27 mar. 2008

Time's desenchufado, éxito total!




Exactamente un mes después de que Iron Maiden nos dejara boquiabiertos en el Ricardo Saprissa, la banda nacional Time's Forgotten se montó en el escenario para presentarnos su segundo concierto acústico, esta vez acompañado de la filmación de su primer DVD producido por la gente de Dart, que se ha ido popularizando poco a poco en la escena nacional. La sola idea de ver a Time's en vivo ya me resulta agradable (ya que su último concierto fue hace unos 4 meses y sólo había asistido a dos antes), pero el ser acústico llama aún más la atención, en especial porque al anterior no pude ir.

Cuando vi el anuncio en el MySpace de Ari Lotringer-guitarrista principal de la banda-, decidí que ese día estaba más que reservado y de hecho, hice una reservación en el Jazz Café para seis personas unos días después. La espectativa crecía conforme se acercaba el día, más con las intervenciones en el forom de la banda y un artículo en la nación el día anterior.

El espectáculo fue sin duda el concierto de estos exponentes del progre nacional que más he disfrutado; no solo por la calidad de la banda, sino por sus excelentes invitados: Gabriela Alfaro, Randall Nájera, Eduardo Oviedo (ambos de Peregrino Gris) y Betsy Murillo, que hicieron de esa (des)velada una noche aún más especial.

La cosa fue empezando unos minutos después de las 10 con la voz y presencia de Pox en el escenario se instó a la gente a no hacer ruido entre canciones, para tener una grabación más limpia e inmediatamente empezó con Of Raindrops and Windowpanes, la cual, bajo el sonido de Randall Najera tomó una melodía aún más melancólica de lo que se puede oír en las grabaciones originales.

Continuó el asunto con un Walking Towards the Sun un tanto bajo, para lo que hubiera esperado, pero con buen sonido y ejecución a fin de cuentas. Fue al terminar esta para empezar con la magnum opus del álbum, This Troubled Heart of Mine, exponiendo las partes de la 1 a la 3 de una manera magnífica con solos bien interpretados, y otras sorpresas también dentro de las vocales, al unirse las voces de Lotringer, Longhi y Calvo para cantar el coro de la parte 3 mientras los intrumentos descansaban.

Al terminar esta, Longhi con una sonrisa en su rostro procedió a llamar al escenario a Betsy, quien antes de empezar a entonar Never Away, quiso hacerle una pequeña dedicatoria a su madre. El performance fue simplemente genial, la canción -se notaba a leguas- salió producto de improvisaciones de los músicos, quienes le mentieron todo el sentimiento.

Después de eso, Juan Pablo tomó la palabra diciendo "Esta es una que me gusta mucho..."; fue entonces cuando procedieron él, Ari y Longhi a tocar un cover que hasta hace poco desconocía su nombre, este fuen Lay me Down de Crosby & Nash, todo un clásico.

Siguó a todo esto un intermedio, donde nos recetaron un poco de Europa, pero bueno, eso es lo de menos.....El concierto continuó con Trains de Porcupine Tree interpretada magistralmente por la banda, un excelente detalle (sobre todos por las palmas de Sobrado!!) y todo un orgullo para ellos tocar un cover de una de sus grandes influencias, también siendo esta pieza uno de los albumes favoritos de Juan Pablo, como es expuesto en la web oficial.

Después de un par de bromas entre Juan Pablo y Longhi el set continuó con Tearing Me Apart, una canción fuete y con sentimiento donde la voz de Longhi fue de los principales elementos, sin dejar de lado la "batalla" entre piano y guitarra. El concierto siguó con Look at Me, probablemente mi canción favorita, en la cual el derroche de creatividad de los músicos fue espectacular, incluyendo melodías jazzeras en combinación con el sonido tradicional de la canción, toda una obra de arte.

Fue entonces cuando vino el turno de The Spectrum of Light, una pieza cuya emotividad no había captado hasta oírla el miércoles pasado, simplemente excelente. Después de eso fue que se procedió con This Troubled Heart of Mine 4, el cierre del disco e indiscutible cierre para esta pieza maestra, la canción estuvo genial, con el feeling que tiene derrochándose desde el esenario y acambando con el coro acapella de Longhi, Calvo y Lotringer acompañado también del público y llevándonos directamente a un final bastante fuerte.

Lo músicos agradecieron y se levantaron, y el público siguió pidiendo tora, fue ahí donde Juan Pablo se quedó en el piano nada más acompañado por Longhi cantando Collapse Light Into Earth, también del In Absentia. El matiz de esta pieza es inigualable y el oírla en vivo hizo que la perspectiva que ya tenía de esta fuera aún más fuerte, nada que se puede describir con palabras.

Al acabar, todos los Time's subieron al escenario en fila para despededirse de la audiencia quién les pedñia a gritos una foto grupal y hasta echó porras a Calilo que se acercara.

El concierto para muchos acabó en el Taco Bell de San Pedro, así como para mí, pero ese chivo definitivamente me dejó un buen sabor de boca, y esos escalofríos en el espinazo que le dan a uno al oír una canción y acordarse (tipo Fear of the Dark).

No hay comentarios: